GoTOP

Toolbox

Dinámica creativa

¿Tienes problemas para poner en marcha tu startup? ¡Busca soluciones en equipo!

¿Qué es Dinámica creativa?

 

¿Tienes un problema y no sabes cómo resolverlo? ¡Aprovecha la inteligencia colectiva! La Dinámica creativa (Creative Dynamics en inglés) es un proceso estructurado que sirve para desarrollar nuevas ideas. Éstas pueden concretarse en oportunidades de negocio, en la solución de un problema, en el desarrollo de un nuevo servicio o producto, etc. 

Como hemos dicho, se trata de un proceso de creatividad estructurado, es decir, que tiene una serie de fases. A lo largo de una Dinámica creativa se:

  1. Expone un problema.
  2. Generan ideas.
  3. Seleccionan ideas.
  4. Evolucionan ideas.
  5. Preparan planes de acción.

    Con esta técnica podrás aterrizar las ideas para poder arrancar proyectos, solucionar problemas y enfrentarte a retos. 

¿Por qué hacer Dinámica creativa?

¿Formas parte de un equipo de emprendedores? ¿Estás empezando a valorar cómo transformar el statu quo y fundar una startup? ¡Ésta es tu técnica! También te vendrá bien si tu empresa está en un punto en el que quieres desarrollar un nuevo producto o servicio, o simplemente quieres resolver un problema y no sabes cómo hacerlo. Y es que con ella podrás:

  • Pensar en múltiples ideas con diferentes puntos de vista.
  • Valorar y clasificar las ideas.
  • Evolucionar y dar mayor detalle a las ideas.
  • Tomar decisiones y definir los próximos pasos a abordar.

¿Cuál es el gran valor de esta técnica? Que es grupal. Cuantos más cerebros piensen en una idea, ¡mejores serán los resultados!

Concretemos un ejemplo de Dinámica creativa: si estás empezando a crear tu startup lo ideal es que el equipo de personas que realicen la dinámica lo integren los fundadores y todo tipo de stakeholders, como pueden ser usuarios, clientes, socios, proveedores, expertos en diseño de experiencia, etc.

dinamica-creativa-es-1.jpg

¿Cómo hacer Dinámica creativa?

Para que el proceso sea ágil y, sobre todo, para que puedas sacarle todo el partido a la sesión, es muy importante que desarrolles lo que podríamos denominar una ‘fase cero’. En esta fase debes realizar una investigación que te permita definir el objetivo e identificar los stakeholders.

Te damos unos puntos clave sobre los que trabajar antes de la sesión de ideación. ¡Toma nota!

1. Análisis de oportunidades y necesidades.

Lo primero es conocer el problema que quieres resolver o el objetivo que quieres alcanzar. Para ello debes documentarte apoyándote en estudios de mercado que te permitan conocer el contexto de la industria. Por ejemplo: ¿es un sector regularizado? ¿Tiene barreras de entrada? ¿Es un sector atomizado?

2. Conoce a tu cliente.

Una vez tengas identificadas las necesidades y oportunidades del mercado debes saber quién es tu cliente potencial. Para ello te proponemos utilizar técnicas como Persona. Te ayudarán a saber no sólo quién es, sino cómo se comporta, qué le duele, qué le gusta... 

¡Ojo! No olvides que la teoría es una cosa y la práctica es otra. Te recomendamos realizar entrevistas a los potenciales clientes para validar las hipótesis extraídas del estudio de tu cliente.

3. Identifica los stakeholders.

Ya conoces tu industria, ya conoces a tus potenciales clientes. Ahora debes buscar los perfiles que te ayudarán en el proceso de creatividad. El objetivo es encontrar un equipo multidisciplinar para que la experiencia sea lo más completa posible. ¿Cómo conseguirlo? Por un lado, busca expertos del sector y profesionales con experiencia en la industria en la que te vas a embarcar. Por otro, invita a profesionales de otros sectores, pueden aportar un punto de vista diferente. Tampoco olvides incorporar gente con diferentes conocimientos, como marketing, estrategia o recursos humanos.

4. Define el espacio.

Ahora es importante que definas dónde vas a desarrollar la dinámica. Prepara un espacio que se adapte a las necesidades de la actividad. ¿Cuál es el entorno ideal? Una sala amplia, en la que tengas pizarras, rotafolios, post-it o cualquier material donde los participantes puedan ver de forma clara las ideas que desarrollan.

5. Define al ‘facilitador’.
Esta persona se encargará de ayudar al grupo a entender los objetivos y les guiará durante el proceso creativo. ¡A lanzarse a idear!

Encuentra las ideas principales para arrancar tu proyecto, diseñar un nuevo producto o crear una nueva solución a un problema. 

Etapas de Dinámica creativa

Prepara lápiz y papel. Te explicamos los pasos para llevar a cabo una Dinámica creativa.

1. Exposición del problema.

Explica brevemente el objetivo de la dinámica, que será el resultado de tu trabajo de análisis. Debes plantearte:

  • ¿Qué objetivos queremos conseguir?
  • ¿Qué problema queremos resolver?
  • ¿Por qué es un problema o una oportunidad?
  • ¿Qué hemos intentado previamente?

En esta primera parte debes transmitir el objetivo esperado de la sesión y la función de cada participante. Recuerda ser conciso: tienes 5 minutos para presentar la sesión.

2. Generación de ideas.

¡Es el momento de aportar ideas! El conocimiento de cada uno de los participantes del sector y sus experiencias sobre otros tipos de negocios te aportarán un punto de vista diferenciador y de gran valor.
En este paso te recomendamos hacer un Brainstorming.

Esta parte es crítica, y por ello te recomendamos utilizar unos 30 minutos. Si fuera necesario, amplíalo a 60. ¡No os cortéis! El objetivo es conseguir el máximo número de ideas posible.

El papel del ‘facilitador’ aquí es promover que todos participen y generar una dinámica positiva para que la concentración sea máxima y la mente esté lo más abierta posible. Además, deberá asegurar que todas las ideas se capturan (ya sea a través de post-its, tomando notas él mismo o utilizando aplicaciones).

¿Qué hacer si ves que las ideas comienzan a escasear? Un tip: recurre a técnicas como Impossible to Possible o Reversal Assumption, te ayudarán a estimular la creatividad del equipo.

3. Selección.

En este caso, la innovación no es democrática. Es tu empresa y eres tú quien mejor sabe cuándo una idea podría ser una posible solución a tu reto. Anticipa al equipo que seleccionarás las mejores ideas para que te ayuden a desarrollarlas, agradeciendo siempre su aportación.

4. Evolución.

Apóyate en el equipo de trabajo para desarrollar las ideas que más te hayan gustado. Por ejemplo, puedes pedirles que por equipos completen una ficha de concepto con los aspectos que te interese desarrollar.
No existe una manera definida para realizar la ficha, pero te proponemos unos campos que pueden servirte para plasmar la sesión:

  • Objetivo.
  • Definición y explicación.
  • Beneficios esperados.
  • Cómo se supera el problema.
  • Esquema gráfico de la solución.

Una vez desarrolladas las ideas, pídeles que las presenten.

5. Plan de acción.

Escribe un plan de acción sobre los próximos pasos que vas a dar una vez se haya terminado la dinámica. El plan debe concretar cuatro o cinco acciones, el responsable y la fecha de realización.

El conocimiento y experiencias del equipo sobre distintos tipos de negocios te aportarán un punto de vista diferenciador y de gran valor.

Ejemplos de Dinámica creativa

Plantilla-EvoluciondelaIdes-es-v5.png

Bibliografía

Objetivos a cumplir

  • Analizar la oportunidad
  • Diseñar modelo de negocio

Caso de uso

IDEO

La empresa IDEO creó un carrito de la compra innovador teniendo en cuenta aspectos como la maniobrabilidad, el comportamiento del comprador, la seguridad de los niños y los costes de mantenimiento. Para ello juntó a un grupo multidisciplinar que aplicó diferentes procesos, entre ellos entrevistas a los usuarios, y reunió toda la información para diseñar un carro que pasó de ser una idea a materializarse en sólo cuatro días.