GoTOP

Blog

fechaInicio 31 AGO 2017

Por qué el emprendimiento social es más relevante que nunca

La etapa de austeridad que ha afectado a la gran mayoría de países occidentales ha provocado que gran parte de la población no pueda acceder a servicios o productos básicos.

 

spri-emprendimiento1512socialUP.jpg

 

Es obvio para todos, o quizá no, que toda empresa debe nacer con un objeto social que justifique la obtención de ingresos para su subsistencia. Todo emprendedor realiza una función social, incluso sin ser conscientes de ellos: el mero hecho de ofrecer un servicio o vender una línea de productos ya conlleva un aporte a la sociedad. La primera pregunta que un emprendedor debe hacerse a sí mismo en el momento en el que se decide a emprender es qué problema/necesidad necesita ser solventada y cómo puedo hacerlo posible, incluso antes de evaluar cómo monetizar su proyecto. Sin embargo, en los últimos tiempos se le ha dado una vuelta más de tuerca y nace el concepto de lo que denominamos “emprendimiento social”.


A pesar de la relevancia que ha adquirido recientemente, las definiciones al respecto son abstractas y de una alta complejidad. No podemos decir que exista un modelo cerrado de emprendedor social, pero sí que podemos enumerar las diferentes características que pueden englobar el emprendimiento social, en mayor o menor medida: priorizar la satisfacción de una/s necesidad/es de una parte de la población sobre los beneficios, emplear a grupos sociales desfavorecidos, reducción del impacto medioambiental de su actividad, etc. En su máxima expresión, el emprendedor social es un revolucionario, pero con una misión social. Busca implementar cambios radicales en la manera en la que se actúa en el sector social de manera sostenible. Da igual el tamaño de la empresa o el grupo de población al que se dirige, ya sea a nivel local o internacional, mientras cumpla con su función social de manera prioritaria en el largo plazo.


Viendo esta definición, no es complicado entender por qué en este momento se está produciendo una mayor demanda de proyectos de este tipo. La etapa de austeridad que ha afectado a la gran mayoría de países occidentales ha provocado que gran parte de la población no pueda acceder a servicios o productos básicos. Y, a pesar de la ansiada recuperación económica, son aún muchas familias las que experimentan la desigualdad económica y social en sus propias carnes.


El mundo del emprendimiento corporativo no es ajeno a esta problemática y es por eso que en los últimos tiempos se ha decidido a ser parte activa de la solución. Open Future, la plataforma de Innovación Abierta del Grupo Telefónica es un claro ejemplo. Actualmente, se encuentran abiertas diferentes convocatorias que buscan proyectos de emprendimiento social, tanto para Academias Wayra como espacios de Crowdworking.


Éste es el caso de Wayra Fair by Design, iniciativa impulsada desde el Reino Unido para ayudar a que la población más desfavorecida acceda a los servicios básicos como la electricidad o el transporte a unos precios asequibles.


En esta línea también podemos encontrar la I Convocatoria Nacional de Emprendimientos Tecnológicos con Impacto Social para las regiones peruanas de Ica y Piura, que busca abordar los problemas sociales y ambientales más urgentes de la región norte del país a través de las innovaciones tecnológicas.


En España, el espacio de Crowdworking “Green M1” en Tarragona lanza una convocatoria con la que esperan atraer startups que busquen fomentar la inclusión social de los grupos en situación de riesgo de exclusión.


Pero, más allá de startups con perfil de emprendimiento social, Open Future siempre está en busca del talento y la innovación tecnológica en sus infinitas aplicaciones. Es por ello por lo que también mantiene abiertas convocatorias con otro foco:


Un ejemplo de ello es la I Convocatoria para startups especializadas en el sector de viajes como Travel Tech de Wayra España e Iberostar, que pretende impulsar la sostenibilidad y atraer un turismo de calidad. A su vez, con el objetivo impulsar a los jóvenes emprendedores en el país azteca, se han puesto en marcha una serie de retos como es el de Startupeando Emprendedores en México, dirigido a jóvenes entre los 18 y 29 años a los que se da la oportunidad de desarrollar su negocio en una de las 16 “Casas del Emprendedor Poder Joven”.


Si quieres saber más, siempre puedes ver qué convocatorias se encuentran abiertas en https://www.openfuture.org/es/calls.

Por qué el emprendimiento social es más relevante que nunca by TOF Global is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.