Feedback

Feedback

GoTOP

Blog

fechaInicio 15 FEB 2017

¿Cuáles son las ciberamenazas más comunes en España?

El Internet de las Cosas, las aplicaciones móviles, los gadgets utilizados en el ámbito de la salud o la administración pública serán algunos de los focos de los ataques digitales durante este 2017.

Mantenerse un paso por delante de las ciberamenazas para así evitar sorpresas y no perder información confidencial: esto es lo que le gustaría a todas las empresas, sean del sector que sean y sean del tamaño que sean. No obstante, se torna algo complejo, puesto que los ataques digitales cambian y varían de un año para otro.

 A pesar de ello, existen algunas amenazas que parecen mantenerse en el tiempo como las más comunes en España. Te hablamos de ellas.

      - Conficker: Permite operaciones remotas y descargas de malware. Los equipos infectados se controlan por un botnet.

      - Upatreo: Descarga y ejecuta malware adicional. En un sistema infectado se difunde a través de mensajes con archivos adjuntos y links que dirigen a webs maliciosas.

      - Nivdort: Un troyano especializado en Windows, que funciona almacenando contraseñas, información del sistema, dirección IP...

      - Tinba: Especializado en bancos (no solo en España, sino también a nivel europeo), es un troyano que roba credenciales cuando un usuario está intentando identificarse en la web de uno de los bancos infectados.

      - Ramnit: Infecta sobre todo unidades extraíbles y archivos subidos en servidores FTP públicos. Puede robar información como contraseñas o credenciales de cuentas bancarias.

      - Ransomware: Durante los últimos meses de 2016 llegó a ser uno de los más usados, con un crecimiento del 13%. La variante Locky, por ejemplo, fue la responsable del 6% de todos los ataques identificados en el mundo durante el pasado mes de septiembre. Es la tercera del ranking mundial, y la sexta en España.

 Y para este 2017, ¿qué amenazas digitales habrá que tener en cuenta? Según los expertos del foro ESET, los ataques informáticos estarán centrados en:

      - Internet de las Cosas: No cabe duda que trae muchas ventajas a empresas, particulares y sectores. Y los ciberatacantes también quieren sacar provecho del IoT, a través de, por ejemplo, los coches conectados o las casas automatizadas. Y es que, solo en 2016 hubo alrededor de 6.400 millones de dispositivos conectados a internet, un sinfín de posibilidades para las ciberamenazas.

      - Aplicaciones móviles: Son muchos los datos de interés para los ciberdelincuentes en nuestros smartphones, como preferencias, contraseñas o datos bancarios. Por eso, los hackers se centrarán en apps que parezcan las verdaderas pero que, en realidad, estarán infectadas con virus.

     - Videojuegos: No es de extrañar que sea un punto de mira. La industria del videojuego ha experimentado un importante crecimiento durante los últimos años: sus beneficios superaron a los del cine y la música. Y esto es un tirón para los ciberdelincuentes, que buscan obtener beneficios a partir de los datos, cuentas bancarias o incluso bienes virtuales de los gamers.

      - Gadgets relacionados con la salud: relojes inteligentes o monitores de glucosa son algunos de estos aparatos conectados a Internet. Y de acuerdo a ESET, el 39% de las empresas de salud no sabe cómo protegerse ante un ciberataque. ¿En qué se traduce esto? En un escenario perfecto para los hackers.

      - Infraestructuras críticas, como la administración pública, el sistema financiero o las centrales y redes de energía. ¿Por dónde llegarán las ciberamenazas? La actualización de los sistemas de protección de estas infraestructuras es escasa. 

 

RT @OpenFuture_Gal: . @situm_es @councilbox entre las cien finalistas de South Summit 2017 https://t.co/ZWVSWXKIDk vía @Farodevigo Enhorabu…
Youtube
Linkedin