Feedback

Actualidad

 15 FEB 2017

¿Cuáles son las ciberamenazas más comunes en España?

El Internet de las Cosas, las aplicaciones móviles, los gadgets utilizados en el ámbito de la salud o la administración pública serán algunos de los focos de los ataques digitales durante este 2017.

Mantenerse un paso por delante de las ciberamenazas para así evitar sorpresas y no perder información confidencial: esto es lo que le gustaría a todas las empresas, sean del sector que sean y sean del tamaño que sean. No obstante, se torna algo complejo, puesto que los ataques digitales cambian y varían de un año para otro.

 A pesar de ello, existen algunas amenazas que parecen mantenerse en el tiempo como las más comunes en España. Te hablamos de ellas.

      - Conficker: Permite operaciones remotas y descargas de malware. Los equipos infectados se controlan por un botnet.

      - Upatreo: Descarga y ejecuta malware adicional. En un sistema infectado se difunde a través de mensajes con archivos adjuntos y links que dirigen a webs maliciosas.

      - Nivdort: Un troyano especializado en Windows, que funciona almacenando contraseñas, información del sistema, dirección IP...

      - Tinba: Especializado en bancos (no solo en España, sino también a nivel europeo), es un troyano que roba credenciales cuando un usuario está intentando identificarse en la web de uno de los bancos infectados.

      - Ramnit: Infecta sobre todo unidades extraíbles y archivos subidos en servidores FTP públicos. Puede robar información como contraseñas o credenciales de cuentas bancarias.

      - Ransomware: Durante los últimos meses de 2016 llegó a ser uno de los más usados, con un crecimiento del 13%. La variante Locky, por ejemplo, fue la responsable del 6% de todos los ataques identificados en el mundo durante el pasado mes de septiembre. Es la tercera del ranking mundial, y la sexta en España.

 Y para este 2017, ¿qué amenazas digitales habrá que tener en cuenta? Según los expertos del foro ESET, los ataques informáticos estarán centrados en:

      - Internet de las Cosas: No cabe duda que trae muchas ventajas a empresas, particulares y sectores. Y los ciberatacantes también quieren sacar provecho del IoT, a través de, por ejemplo, los coches conectados o las casas automatizadas. Y es que, solo en 2016 hubo alrededor de 6.400 millones de dispositivos conectados a internet, un sinfín de posibilidades para las ciberamenazas.

      - Aplicaciones móviles: Son muchos los datos de interés para los ciberdelincuentes en nuestros smartphones, como preferencias, contraseñas o datos bancarios. Por eso, los hackers se centrarán en apps que parezcan las verdaderas pero que, en realidad, estarán infectadas con virus.

     - Videojuegos: No es de extrañar que sea un punto de mira. La industria del videojuego ha experimentado un importante crecimiento durante los últimos años: sus beneficios superaron a los del cine y la música. Y esto es un tirón para los ciberdelincuentes, que buscan obtener beneficios a partir de los datos, cuentas bancarias o incluso bienes virtuales de los gamers.

      - Gadgets relacionados con la salud: relojes inteligentes o monitores de glucosa son algunos de estos aparatos conectados a Internet. Y de acuerdo a ESET, el 39% de las empresas de salud no sabe cómo protegerse ante un ciberataque. ¿En qué se traduce esto? En un escenario perfecto para los hackers.

      - Infraestructuras críticas, como la administración pública, el sistema financiero o las centrales y redes de energía. ¿Por dónde llegarán las ciberamenazas? La actualización de los sistemas de protección de estas infraestructuras es escasa. 

 

.@saffepayments @situm_es @delsuperes @iNovarCorp @preseries @odilo @VisualTagging en #4YFN17… https://t.co/l7SBys6jsH
Youtube
Linkedin