Feedback

Feedback

GoTOP

Blog

fechaInicio 29 DIC 2016

Cómo el IoT y el Big Data pueden influir en el sector del retail y mejorar la experiencia de compra

“Estas tecnologías son el presente y pueden suponer la diferencia entre mantener un negocio en marcha y cerrar sus puertas para siempre.”


Parece que cuando leemos novedades en torno al Big Data o el Internet de las Cosas se sigue hablando de predicciones y acciones del futuro. Pero estas tecnologías son el presente y pueden suponer la diferencia entre mantener un negocio en marcha y cerrar sus puertas para siempre.

 

Big Data, el secreto para conocer mejor al cliente

Lo mejor del Big Data es que es una tecnología que está abierta a todos. Cualquier empresa, independientemente del tamaño que tenga, su localización o volumen de ventas, puede acceder a ella.

Eso sí, aunque el Big Data no requiere que una empresa tenga una alta madurez tecnológica, es importante dar un paso al frente y empezar a familirizarse con los datos: hay que adoptarlos cuanto antes y entender bien qué supone el Big Data para la empresa y aplicarla a su cultura.

¿Qué por qué el Big Data puede ayudar al sector del retail? Muy sencillo: la generación de datos y el aprender a analizarlos puede ayudar a las empresas a conocer cuáles serán los movimientos de la competencia. Puede, además, identificar patrones de conducta de sus clientes para conocer cuáles serán sus necesidades y qué tipo de experiencias pueden demandar. También, gracias al Big Data, se puede conocer cambios en la demanda y, con ello, poder adaptar el stock en función de las necesidades del comercio. Sin duda, todos estas ventajas permitirán mejorar la experiencia de compra del cliente y facilitar a las empresas la toma de decisiones en función de la objetividad de los datos.

 

Internet de las Cosas y la cadena de suministro

Aunque el Internet de las Cosas tiene múltiples aplicaciones, es interesante destacar una de ellas: la que hace referencia a la cadena de suministro. Aunque la experiencia de compra se suele asociar al proceso de compra como tal, en el propio establecimiento o su tienda online, lo cierto es que el Internet de las Cosas puede ayudar a la experiencia de compra desde el minuto 1 mediante el control de operaciones de entrega. Con esta tecnología se puede controlar cada mínimo detalle para conocer dónde están las mercancías en cada momento.

Conocer aspectos medioambientales, calcular el tiempo de llegada del pedido en función del tráfico, por ejemplo, o la posibilidad de anticipación ante un aumento inesperado de la demanda de un producto o servicio también se pueden medir gracias al Internet de las Cosas.

Por supuesto, estas ideas tan solo son unas pequeñas pinceladas de lo que el Big Data o el Internet de las Cosas pueden hacer por el sector del retail. Recuerda que, si tienes una idea o una startup en torno a este sector, puedes poner solución a alguno de nuestros cuatro retos y formar parte de Aragón Open Future_. ¡Inscríbete!

RT @preseries: Pitch your AI startup at PAPIs Connect, LATAM 1st conf. on real-world ML https://t.co/rXhm5e5rLL @OpenFuture_ @papisdotio #A…
Youtube
Linkedin