Feedback

Feedback

GoTOP

Blog

 17 FEB 2017

Robótica: la mano derecha del retail del futuro

Los robots dependientes ya no son un concepto propio de la ciencia ficción.

La tecnología y la hiperconectividad no han llegado sólo para cambiar nuestra forma de vida, sino también el paradigma del retail: su impacto se verá reflejado en los comercios que nos encontramos a pie de calle. Y es que, según el informe Shaping the Future of Retail for Consumer Industries, de World Economic Forum, encontrarnos con robots en la trastienda comenzará a ser habitual dentro de unos diez años.

 

Se espera que la robótica acelere las acciones que actualmente se realizan de forma mecánica, pero no hace falta irnos tantos años al futuro para comenzar a ver esta nueva tecnología en nuestras tiendas. De hecho, se trata de una de las ideas sobre las que giró el Retail Forum, que tuvo lugar el 9 de febrero en Madrid. La jornada reunió a los máximos representantes del comercio minorista en España y, entre las grandes incógnitas que sus participantes intentaron resolver, se encuentra el futuro de la tienda física.

 

Como ya avanzaba el informe Shaping the Future of Retail for Consumer Industries, la llegada de las nuevas tecnologías iba a tener un claro impacto en la sociedad al provocar una transformación de los perfiles profesionales de los trabajadores con la llegada de la robótica al punto de venta.

 

Desde Juguetrónica afirman que el robot “va a ser el que sustituya a los dependientes, pero todavía falta crear un vínculo entre el cliente y esta tecnología". La compañía ha programado a Pepper, el robot “con corazón” que ya ejerce como personal shopper y asistente de tienda en Japón. Pepper puede interactuar con los consumidores, responder a sus preguntas y mostrarles en una pantalla productos adaptados a su perfil, el mapa de su ubicación en la tienda o las ofertas que les interesan.

 

Y es que la tecnología de este robot le permite detectar tanto el lenguaje verbal como el no verbal, como por ejemplo la posición de la cabeza o el tono de voz para reconocer el estado emocional del cliente e individualizar cada interacción. Gracias a esto, se crea un sentimiento de empatía y una conexión entre robot y cliente que favorecen una comunicación eficaz.

 

Robots como Pepper suponen un gran paso evolutivo hacia la inserción de las nuevas tecnologías en entornos comerciales, aunque aún desconocemos hasta qué punto modificará el retail esta irrupción.

 

¡Mira quien te invita a participar en Wayra! https://t.co/dXnAW3HtJg #EmprendedoresEnCrecimiento
Youtube
Linkedin